El sistema de recogida de basuras no funciona ¿quizás es que nosotros somos unos guarros?

Resulta evidente que Terrassa tiene un problema en lo que a limpieza de calles se refiere. Vivo en un barrio periférico y resulta obvio que el nivel de limpieza de las calles del centro, por citar un ejemplo, no es el mismo que el de otros barrios. Estoy seguro que no hace falta mencionar qué distritos son más limpios y qué distritos no lo son.


Este problema, más que una opinión personal, me atrevo a decir que es un hecho, un hecho que no está exento de generar controversia: ¿es un problema por parte del ayuntamiento? o ¿un gran porcentaje de ciudadanos de Terrassa son lo que viene a ser unos guarros?

Los ciudadanos, con nuestros impuestos, tenemos derecho a un sistema digno de recogida de basuras. El ayuntamiento debe proporcionar a su población un sistema  eficaz, ya que es el único modo que tenemos los ciudadanos de desechar nuestros residuos.

Con todo esto, me atrevo decir que el servicio de recogida de basuras funciona en mi barrio. También me atrevo a decir que en Terrassa hay un sector de población muy alto que parece no entender que la basura se deposita en containers y papeleras, no en las aceras. En numerosas ocasiones he llamado la atención a gente que he pillado "in fraganti" tirando latas, papeles y cosas varias al suelo, y lo más preocupante es que la mayoría de veces que he llamado la atención ha sido a gente menor de 25 años.  Las generaciones futuras, vaya.


Con estoy no digo que el sistema de recogida de basuras  no sea mejorable en cuanto a frecuencia de paso. A veces hecho en falta alguna papelera más. Todo esto es mejorable, pero no una excusa para ser un guarro/a.

Tampoco quiero señalar únicamente  a la gente joven de Terrassa. Siempre está la típica mamá que permite que su hija tire la piel de la mandarina en la acera, camino al cole (también lo he visto). Como también he visto al típico borracho de turno dejar el tetra brick en plena calle.

 Pero puedo garantizar, por lo menos en mi barrio, que el problema principal es el incivismo, no el ayuntamiento. Quizás, más que talleres o charlas morales, el gobierno y/o ayuntamientos  debería plantearse temas de salud pública como éste.

Cualquier opinión o sugerencia puedes dejarla escrita aquí abajo en forma de comentario.

Un saludo.

Comentarios

  1. Aj, en mi ciudad (Montevideo, Uruguay) la gente es súper, súper mugrienta también. Yo también me indigno horrores. Ni que fuera tan difícil tirarla en su sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece mentira Gissel como en el año 2020 no hayamos aprendido que, como sigamos así, nos cargaremos el planeta.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El feminismo que nos venden

La fiebre de los maratones.