Alarma social: Las citas por internet

La forma en la que conocemos a otras personas está evolucionando. Aplicaciones como Tinder o Badoo han irrumpido con fuerza en las relaciones sociales, ofreciendo una alternativa distinta a establecer un primer contacto con desconocidos.  Estas aplicaciones no están exentas de controversia. Los medios de comunicación anuncian que los agresores usan estas apps para quedar con mujeres, usando el anonimato inicial para captar a sus presas. ¿Hasta qué punto es un riesgo conocer gente por aplicaciones respecto al modo tradicional? ¿Vale la pena correr el riesgo de quedar con alguien de Internet?


He sido usuario de estas apps durante cierto tiempo. Personalmente,  me atrevo a decir que no es una práctica peligrosa siempre y cuando se tengan en cuenta ciertas pautas. Estas pautas son válidas tanto para hombre como para mujer:

1. La persona que quieras conocer no tiene que ponerte impedimentos en enseñarte fotos en la que se vea claramente como es. Sí, el físico es importante, y tienes el derecho de saber como es esa persona. Sin gafas de sol, ni fotos recortadas, ni trucos. No confíes en personas que no quieren mostrarse.
2. Si dar el teléfono antes de tener una cita es un problema, no quedes. El objetivo no es otro que poder escuchar a esa persona, ya sea mensaje de voz o por llamada. El modo de expresarse de alguien puede trasmitir tanto o más que una foto.
3. Tenemos fotos de la persona, nos gusta. Hemos escuchado su modo de hablar, también nos gusta. Llegar aquí no es fácil, creedme. ¿Cuando o cómo quedar? La primera cita: En un sitio público, sin excusas. Innegociable.

Estos tres consejos son el resultado de mi experiencia en citas por Internet. No han sido pocas. Puedo garantizar que las personas que usan este tipo de aplicaciones, no son una minoría social marginada. No son asesinos ni enfermos mentales. Son tus compañeros de trabajo. Son las personas con las que te cruzas en una discoteca. Son los usuarios del tren con los que te cruzas. 


Los medios de comunicación han creado alarma social sobre las citas por Internet, pero lo cierto, es que no se cometen más delitos de agresión que en las salidas de una discoteca. La diferencia es que las citas por internet son relativamente nuevas,  y si acaban en delito, venden más que el "asesinato post borrachera" de una salida discotequera.

 Hace unas semanas los medios anunciaron el caso de  una chica. La víctima  conoció y quedó con alguien de internet. La primera cita fue de noche, en casa del desconocido; drogas, alcohol, excelente cocktail. La chica nunca volvió a su casa. Se denunció su desaparición. Se encontró muerta. Esta tragedia no tiene nada que ver con Internet. Estos sucesos ocurren independientemente del modo en que inicies una primera cita, ya sea en un bar, o en Internet. Esta chica murió por no tener sentido común.

Resumiendo lectores, conocer a gente por Internet puede ser una experiencia interesante. Han surgido amistades, parejas y relaciones sanas. Es únicamente una alternativa distinta. Vivimos una vida estresante en la que, en ocasiones, es más práctico y apetecible inciar el primer contacto desde nuestro móvil u ordenador, cómodamente desde casa.

Cualquier comentario, experiencia u opinión se agradece si la escribís aquí abajo, un saludo.

Comentarios

  1. Puedes dejar de decir mentiras?
    El caso que comentas no fue una app de citas, fue un servicio que la chica estaba haciendo, ya que era prostituta, y en su perfil de pasion.com (web que usaron para quedar), decia que le gustaba la fiesta blanca (drogarse).

    ResponderEliminar
  2. Independientemente fuera una web o una app, es lo menos importante. Es una irresponsabilidad, un nulo sentido común quedar con un desconocido en su domicilio. Da igual seas prostituta o no. Da igual el nombre de la web. Estás comprando papeletas para que te suceda algo. La pobre M.C. no tuvo sentido común. Los hechos me avalan. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    2. Ricardo, he borrado tu comentario por error, lo siento, quería borrar mi respuesta ya que había cometido un par de fallos escritos, aún así te contesto:

      Ya estás diciendo lo mismo que yo. Sea Tinder, passion.com o sea el medio que sea, hay que quedar siempre en un lugar público. Lo de quedar a una hora razonable lo veo tan obvio que no lo he comentado. De hecho, fomento lo de hablar por teléfono antes de quedar porque, aunque es evidente que no te va a decir si es un drogadicto, o un asesino, puedes intuir un poco el perfil de la persona, el rollo del que puede ir, insisto en que no es una garantía al 100%.

      De todos modos, ¿ofrecer servicios de prostitución a un tío drogado por la noche? Suena a muerte anunciada, ¿no crees?

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El feminismo que nos venden

El sistema de recogida de basuras no funciona ¿quizás es que nosotros somos unos guarros?

La fiebre de los maratones.